Info08

 
Astro@Home | MilkyWay| SDSS| Teorías | Astro | Tesis| Solar | Hubble | Sondas | AAAA | OAMR | OALP| OAC | OAFA| AEA| CODE | LIADA | OPA| OAMP| CASLEO| AAA| Astronomía| Cosmos | Universo| Espacio| Tiempo| Galaxias | Pulsars| Quasars| | | | WorldCommunityGrid | | | Ibercivis | | | LHC| | | | Info01 | Info02 | Info03 | Info04 | Info05| Info06 | Info07 | Info08 | Info09 | Info10 | Info11| Info12 | Info13 | Info14 | Info15| Info16 | Info17 | Info18 | Info19| Info20 | ISS Exp| ISS Lab| ISS Obs| | Asteroids| NASA| ESA| DeepSpace| PlanetQuest| SpaceStation| | Noticias| |
 
Info08
 
 
Cosmología del último Siglo


Los Universos Paralelos

El planteo sobre la posible existencia de los universos paralelos se remonta a principios del siglo XX, y los escritos sobre el tema más de 50 años, pero la Ciencia recién a principios del siglo XXI ha comenzado una serie de estudios basados en las observaciones directas de los telescopios espaciales como el Hubble, Spitzer, Smith, Kepler y Wilkinson.
Las publicaciones de trabajos van desde la literatura, el racionalismo, la metafísica, la física y la matemática.

Actualmente, la cosmología, la astronomía y la física teórica están avocadas a la solución de este enigma científico y respaldados por los grandes logros obtenidos por las observaciones astronómicas directas y la determinación de límites nunca antes observados como el del universo conocido.

Si hay algo en que la mayoría de los científicos están de acuerdo es que existen más de un universo y más de cuatro dimensiones.

La tendencia teórica se ha acentuado en los últimos años y se puede comprobar en el aumento de publicaciones generadas últimamente, las cuales incluyen la del Premio Nobel Dr. Steven Weinberg, titulada "Living in the Multiverse".

Imagen
 
¿El Viaje en el Tiempo es posible?


Generalmente los escritores de divulgación científica y de ciencia ficción cuando se explayan sobre el viaje en el tiempo, siendo máquinas, personas u objetos; asumen que el mismo se efectúa a través del mismo tiempo, es decir a través de la cuarta dimensión, lo cual está equivocado.

Aplicando las leyes de física, tanto clásica como relativista, surgen dos condiciones que son imposibles de superar:

1º) La energía requerida por el sistema es enorme, tiende a infinito.

2º) La velocidad que toma el sistema es elevadísima, tiende a la velocidad de la luz.

Debido a estos obstáculos, según la casi totalidad de los científicos están de acuerdo en que el viaje en el tiempo, a través del mismo tiempo es una imposibilidad científica y tecnológica.

Por lo anterior se debe recurrir a otra solución, la cual involucra una serie de sistemas de coordenadas, que se desarrolla de la siguiente forma:

a) Cuando se grafica el espacio se utilizan tres coordenadas, x-y-z, que corresponden a las 1ra-2da-3ra dimensiones respectivamente.

b) Cuando se adiciona el tiempo a dicho sistema, primero es necesario agrupar las tres coordenadas anteriores en un solo eje, la coordenada correspondiente al tiempo o 4ta dimensión, entonces será un eje perpendicular al anterior. Dicha estructura lleva el nombre de espacio-tiempo.

c) Cuando se extiende el esquema anterior entonces se genera una grilla o cuadrícula sin límites aparentes que recibe el nombre de continuo espacio-tiempo.

d) Como dentro de dicha estructura es imposible el viaje, por lo enunciado en los puntos 1º y 2º, entonces es necesario ver la posibilidad teórica de desplazar dicho viaje fuera de la estructura, para lo cual se utiliza otro eje que genera una nueva coordenada, que es perpendicular a las dos anteriores y que llamaremos 5º dimensión.

e) Como esta 5º dimensión es independiente y está aislada del continuo espacio-tiempo, entonces el desplazamiento es también independiente de los puntos 1º y 2º.

f) Como existe un desplazamiento tanto espacial como temporal, se puede teorizar que en la 5ta dimensión se puede efectuar el viaje en el tiempo y que éste ahora sí es posible.

Algunos científicos ya han comenzado a llamar a esta dimensión o complejo dimensional con el nombre de Hiperespacio.

Imagen
 
 
Nueva medición del Tiempo


Cincuenta destacados científicos del mundo entero están reunidos en Londres donde debaten sobre una nueva definición del tiempo, que haría pasar a la historia la hora GMT.
El tema ya desató la pasión de los ingleses. Según el Sunday Times, se trata nada menos que de la pérdida de la hora GMT, “símbolo durante más de 120 años del papel de superpotencia de la Gran Bretaña victoriana”.

La Greenwich Mean Time, basada en el primer meridiano de Greenwich, se convirtió en la referencia mundial del tiempo en una conferencia celebrada en 1884.

La nueva definición propone liberarse totalmente del tiempo “solar”, basado en la rotación de la Tierra y medido por los astrónomos desde hace más de 200 años a partir del meridiano de Greenwich.

Pero en rigor, hace ya 40 años que el mundo no se rige por la hora GMT. Una conferencia internacional adoptó en 1972 el Tiempo Universal Coordinado o UTC, calculado en 70 laboratorios ubicados en diversas partes del mundo por 400 relojes “atómicos” (llamados así porque el segundo es definido por el ritmo de oscilación de un átomo de cesio). El tiempo atómico tiene la ventaja de ser mucho más preciso, pero difiere unas fracciones de segundo del tiempo definido por la rotación de la Tierra.

Actualmente, para guardar la correlación con la rotación terrestre, un “segundo intercalado” es agregado aproximadamente cada año. Y ahora los científicos proponen suprimir ese segundo, abandonando con ello la correlación con la hora GMT.

El cambio es necesario a raíz del funcionamiento en red de las telecomunicaciones o de la navegación con la ayuda de los satélites a través del GPS. Esas redes “necesitan una sincronización del nivel del nanosegundo”, explica Elisa Felicitas Arias, directora del departamento del Tiempo de la Oficina Internacional de Pesos y Medidas, a cargo de definir el kilo y el metro. Y como algunos sistemas aplican el “salto” de un segundo y otros no, su interoperabilidad se ve comprometida.

Imagen


 
Cosmología y Filosofía de la Ciencia


El Principio de mediocridad es la noción, en Filosofía de la ciencia, de que no existen observadores privilegiados para un fenómeno dado. El principio de mediocridad tiene aplicaciones en diversas disciplinas científicas:
En astronomía, el principio afirma que no existe nada intrínsecamente especial acerca de la Tierra y, por ende, tampoco del ser humano. En consecuencia, el principio de mediocridad predice que la vida extraterrestre debe ser relativamente común en el universo, porque las condiciones que han originado la aparición de la vida y de la inteligencia en nuestro planeta deben darse también en un gran número de otros planetas.


La Tierra no es un planeta muy excepcional

El planteamiento tradicional del principio de mediocridad copernicano es razonado de esta manera: en la antigüedad se pensaba que la Tierra era el centro del Sistema Solar, pero Copérnico propuso que el Sol cumplía este rol. Esta visión heliocéntrica fue confirmada años después por Galileo, quien demostró, con ayuda de un telescopio, que las lunas de Júpiter orbitaban Júpiter, y que Venus entonces orbitaría al Sol.

En los años 1930, RJ Trumpler encontró que el Sistema Solar no era el centro de la Vía Láctea como se pensaba, y que, más bien, estaba más o menos a medio camino entre el centro de la galaxia y el final de sus brazos espirales. A mediados del s. XX, George Gamow (et al.) mostró que a pesar de que parece como si nuestra galaxia fuera el centro del universo en expansión, cada punto en el Universo experimenta la misma sensación de desplazamiento hacia el rojo.

Y al final de dicho siglo, Geoff Marcy y sus colegas mostraron que los planetas extrasolares son muy comunes, poniendo final a la idea de que nuestro sol es extraordinario por el hecho de tener planetas orbitándole. En resumen, la mediocridad copernicana es la serie de hallazgos astronómicos en que la Tierra es un planeta relativamente ordinario orbitando una estrella ordinaria en una galaxia ordinaria que a su vez es parte de un número indeterminado de galaxias en un universo cuya delimitación espacial ni siquiera está definida con certeza.


Críticas al Principio de mediocridad

Al plantear que la evolución, civilización, tecnología, etc., que existe en la Tierra no es nada fuera de lo común, algunos defensores de SETI toman el principio de mediocridad como una razón de peso para esperar abundancia de señales extraterrestres. Por ejemplo, Carl Sagan usaba el principio para sugerir que "podría existir un millón de civilizaciones en la Vía Láctea".

Los seguidores de la Paradoja de Fermi toman los pocos hallazgos de la búsqueda de estas señales u otras evidencias como una indicación de lo erróneo del principio de mediocridad.
La falta de contacto es interpretada a menudo como una escasez de inteligencia humanoide y no como una falta de planetas similares a la Tierra, pero la carencia de cualquiera de las dos puede ser considerada como una refutación del principio de mediocridad, dependiendo de si el principio se aplica de manera estricta a la Tierra o, más vagamente, a sus habitantes.

Negar el principio de mediocridad es comparable a afirmar la Hipótesis de la Tierra Rara; por ejemplo, González y Richards (2004) presentan el caso de la unicidad de la Tierra en su libro El planeta privilegiado. En él se dice:
No es que estemos en el centro del Universo, pero sí en la mejor ubicación para que florezca vida compleja y para observar lo que está más allá de nosotros.

Argumentan que el cosmos, como un todo, está finamente diseñado para la vida, y que dentro de él, las peculiaridades terrestres hacen de nuestro planeta un punto muy especial. Combaten el principio de mediocridad con base en los siguientes argumentos:

*la Tierra orbita una estrella no binaria, rica en metales, a una distancia ideal para no ser totalmente irradiada ni tampoco ser una roca congelada;

*la Tierra es una roca de silicato con la masa suficiente, placas tectónicas y centro de hierro, para proteger la vida que en ella se desarrolla;

*los grandes planetas vecinos del nuestro nos protegen de asteroides sin desestabilizar la órbita terrestre;
existe una cantidad ideal de agua para mantener una hidrosfera;

*la Luna es anómalamente masiva, creando mareas y estabilizando el movimiento axial de la Tierra. Según Jacques Laskar, esta importante característica es imposible de obtener sin una luna como la nuestra;

*la ubicación galáctica de la Tierra es extraña e importante: "no está en el centro de la galaxia ni en un cúmulo globular; no está cerca de una fuente activa de rayos gamma, ni en un sistema multiestelar, ni cerca de un púlsar, ni cerca de estrellas muy pequeñas, grandes, o que estén prontas a convertirse en supernovas".

Los avances en la detección de planetas extrasolares validarán, o no, muchos de estos puntos en el futuro cercano.

Imagen