Asteroids

 
Astro@Home | MilkyWay| SDSS| Teorías | Astro | Tesis| Solar | Hubble | Sondas | AAAA | OAMR | OALP| OAC | OAFA| AEA| CODE | LIADA | OPA| OAMP| CASLEO| AAA| Astronomía| Cosmos | Universo| Espacio| Tiempo| Galaxias | Pulsars| Quasars| | | | WorldCommunityGrid | | | Ibercivis | | | LHC| | | | Info01 | Info02 | Info03 | Info04 | Info05| Info06 | Info07 | Info08 | Info09 | Info10 | Info11| Info12 | Info13 | Info14 | Info15| Info16 | Info17 | Info18 | Info19| Info20 | ISS Exp| ISS Lab| ISS Obs| | Asteroids| NASA| ESA| DeepSpace| PlanetQuest| SpaceStation| | Noticias| |
 
Asteroids
 
 
El Proyecto Asteroids@Home


Asteroids@Home es un proyecto de investigación científica que utiliza ordenadores personales conectados a Internet para hacer que la investigación en Asteroids@Home se traslade desde el sector privado al ámbito de la computación distribuida a disposición del público en general.
Se puede participar descargando y ejecutando un programa de acceso libre en su ordenador.
Los asteroides son los objetos más numerosos en el Sistema Solar. Hasta ahora, se conocen cientos de miles de asteroides, con cientos de nuevos descubrimientos cada día.

A pesar de que el número total de asteroides conocidos es grande, se sabe muy poco acerca de las propiedades físicas de los objetos individuales. Para una parte significativa de la población, sólo el tamaño de los cuerpos se conoce. Otros parámetros físicos (la forma, el período de rotación, la dirección del eje de rotación, etc.) son conocidos sólo para unos cientos de objetos.

Debido a que los asteroides tienen formas irregulares y generales, que giran, la cantidad de luz solar que se dispersan hacia el observador varía con el tiempo. Esta variación de brillo con el tiempo se denomina una curva de luz. La forma de una curva de luz depende de la forma de los asteroides y también de la geometría de observación e iluminación. Si se recoge un número suficiente de curvas de luz observadas en diversas geometrías, un modelo físico único del asteroide puede ser reconstruido por el método de inversión de la curva de luz.

El proyecto Asteroids@Home se inició con el objetivo de ampliar significativamente nuestro conocimiento de las propiedades físicas de los asteroides. La aplicación BOINC utiliza mediciones fotométricas de los asteroides observados por los grandes estudios profesionales de todo el cielo, así como los astrónomos llamados de "patio trasero", es decir los astrónomos aficionados que poseen telescopios en sus casas.

Los datos se procesan utilizando el método de inversión de curva de luz y un modelo de forma 3D de un asteroide junto con el período de rotación y la dirección del eje de giro.

Debido a que los datos fotométricos de todo el cielo examinado suelen ser escasos en el tiempo, el período de rotación no es directamente "visible" en los datos y el enorme espacio de parámetros tiene que ser escaneado para encontrar la mejor solución. En tales casos, el método de la inversión de curva de luz es muy lento y la computación distribuida es la única manera de cómo tratar eficazmente con la fotometría de cientos de miles de asteroides.

Por otra parte, con el fin de revelar los sesgos en el método y reconstruir la distribución real de los parámetros físicos en la población de asteroides, es necesario para procesar grandes conjuntos de datos la utilización de poblaciones sintéticas.

Imagen
!
!
!
!
!
!

Objetos Cercanos a la Tierra


Un Objeto Cercano a la Tierra (NEO) es cualquier pequeño cuerpo del Sistema Solar cuya órbita está en proximidad con la Tierra. Por definición, todos los NEOs tienen un enfoque más cercano al Sol (perihelio) de menos de 1,3 unidades astronómicas (UA). Se incluyen más de catorce mil asteroides cercanos a la Tierra (NEAs), más de un centenar de cometas cercanos a la Tierra (CNEs), y una serie de naves espaciales y meteoroides en órbitas solares, lo suficientemente grande para ser rastreados en el espacio antes de golpear la Tierra.

Ahora es ampliamente aceptado que las colisiones en el pasado han tenido un papel importante en la conformación de la historia geológica y biológica de la Tierra. Los NEOs han sido de mayor interés desde la década de 1980 debido a una mayor conciencia del peligro potencial que plantean algunos de los asteroides o cometas cercanos, y posibles mitigaciones que se están investigando. En enero de 2016, la NASA anunció la Oficina de Coordinación de la Defensa Planetaria para rastrear los NEOs mayor que 30 a 50 metros de diámetro y coordinar un esfuerzo efectivo de respuesta y mitigación de amenazas.

Los NEAs tienen órbitas que se encuentran en parte entre 0,983 y 1,3 UA de distancia desde el Sol. Cuando se detecta un NEA se presenta al Minor Planet Center, dependiente de la UAI, para su catalogación. Algunos NEAs, con órbitas que cruzan la de la Tierra por lo que suponen un peligro de colisión. En Estados Unidos, la Unión Europea y otras naciones están actualmente bajo análisis en busca de NEOs en un esfuerzo llamado Spaceguard.

En los Estados Unidos, la NASA tiene un mandato del Congreso para catalogar todos los objetos cercanos que son al menos de 1 kilómetro de ancho, dada la condición de que el impacto de un objeto tal sería catastrófico. Se estimó en 2006 que aún no han sido encontrados 20% de los objetos estipulados. En 2011, como resultado de NEOWISE, se estimó que el 93% de los NEAs mayores de 1 km había sido encontrado y que sólo alrededor del 7% quedaba por descubrir. Al 6 de abril del año 2016, se ha producido el descubrimiento de 879 NEAs de más de 1 km, de los cuales 154 son potencialmente peligrosos.
El inventario es mucho menos completo de los objetos más pequeños, que todavía tienen potencial para daños a gran escala.

Objetos potencialmente peligrosos (PHOs) están actualmente definidos en base a los parámetros que miden el potencial del objeto para que aproximaciones cercanas amenacen a la Tierra. En promedio, objetos con una distancia mínima de intersección orbital con la Tierra (MOID) de 0,05 UA ó menos y una magnitud absoluta (H) de 22,0 ó más brillante (un indicador aproximado de gran tamaño) se consideran PHOs.
Los objetos que no pueden acercarse más cerca de la Tierra (es decir MOID) de 0,05 UA (7.500.000 km; 4.600.000 millas), o son menores que aproximadamente 150 m (500 pies) de diámetro (es decir, H = 22,0 con albedo del 15%), no se consideran PHOs.

La distancia mínima de intersección orbital o MOID (siglas en inglés de Minimum Orbit Intersection Distance) es una medida usada en astronomía para evaluar el riesgo de colisión entre objetos astronómicos. Está definida como la distancia entre los puntos más próximos de las órbitas osculatrices de dos cuerpos. De gran interés es el riesgo de colisión con la Tierra; la MOID entre un objeto y la Tierra se llama Earth MOID. Esta distancia se incluye con frecuencia en las bases de datos de cometas y asteroides como la JPL Small-Body Database del Jet Propulsion Laboratory ó Laboratorio de Propulsión a Chorro, dependiente de la NASA.

El Catálogo de la NASA para Objetos Cercanos a la Tierra también incluye las distancias de acercamiento de los asteroides y cometas medidas en distancias lunares, y este uso se ha convertido en una unidad común de medida utilizada por los medios de comunicación en la discusión de estos objetos.

Algunos NEOs son de especial interés, ya que pueden ser explorados físicamente con una menor duración de la misión, que incluso para la Luna, debido a su combinación de baja velocidad con respecto a la Tierra y la débil gravedad; por lo que pueden presentar oportunidades científicas interesantes, como fuentes geoquímicas, de investigación astronómica, y como potencialmente económicos de material extraterrestre para la explotación humana de minerales. Esto los hace un blanco atractivo para la exploración.

A partir de 2012, tres objetos cercanos a la Tierra han sido visitados por naves espaciales: el asteroide 433 Eros, por la NASA cerca de la Tierra; el asteroide 25143 Itokawa, por la misión Hayabusa de JAXA y el asteroide 4179 Toutatis, por la nave espacial Chang'e 2 de la CNSA.

En mayo de 2016, los datos de asteroides significativos derivados del Wide-field Infrared Survey Explorer y misiones NEOWISE han sido cuestionados, pero la crítica aún tiene que someterse a revisión por pares, en el ámbito científico.
Abajo se puede apreciar una filmación del asteroide Eros, captado en Diciembre del año 2000 por la NASA.

Imagen